¿Que importancia tiene el aceite en tu automóvil?

El aceite del motor es el líquido que mantiene refrigeradas todas las piezas móviles que intervienen en el proceso de combustión y funcionamiento del motor del coche. Esto significa que, si nos faltase de repente el aceite en el motor, el bloque se fundiría lamentablemente a los pocos segundos, dadas las altas temperaturas de funcionamiento y a los altos niveles de fricción entre piezas que se producirían.

El aceite es quien mantiene el motor con vida y en un rango de temperaturas óptimo para su funcionamiento. Su mantenimiento fundamental es el cambio de aceite (tras un kilometraje marcado por el fabricante del coche, o tras un año uso), pero también conviene comprobar periódicamente el nivel de aceite en el motor. Esto es importante, igual que lo es elegir el mejor aceite posible para nuestro motor, pues a mayor calidad, mejor rendimiento. En el caso del aceite esto sí que lo debemos tener en cuenta.

Aceites Lubricantes Automotrices

Para un buen funcionamiento del motor de tu automóvil, uno de los elementos más importantes es el aceite. Te contaré con detalle la variedad de aceites que puedes encontrar en el mercado y su especificación, y la idea es que logres elegir el más adecuado para tu vehículo.

En el interior del motor hay muchos componentes que están en permanente movimiento y roce. El exceso de este último provoca mayor desgaste de piezas y con el tiempo un deterioro del motor. La función del aceite es lubricarlo y protegerlo, generando una película separadora de las partes móviles y disminuyendo así el desgaste y el calentamiento excesivo, que puede provocar una falta de eficacia en el funcionamiento interno del motor y agarrotamiento a corto plazo.

Este aceite debe ser renovado periódicamente, ya que, con los cambios de temperatura y el desgaste propio de las mismas piezas, va perdiendo sus propiedades como lubricante. Al mismo tiempo debemos reemplazar el filtro de aceite que cumple un papel muy importante en la limpieza del lubricador.

Existen diversos tipos de aceite para el motor, así como diversos grados y composiciones. Encontrarás dos categorías, Multigrados y Monogrados.

Multigrados

En la categoría de los multigrados se encuentran los Sintéticos, Semi-Sintéticos (tecnología sintética), y Minerales.

5w30 – 5w40 – 5w50, son aceites sintéticos que rinden sobre 10 mil kilómetros y son recomendados para vehículos nuevos o con poco uso. Están diseñados para trabajar en un rango de temperatura de invierno entre -30ºC y 30, 40 o 50ºC temperatura ambiente, respectivamente.

10w40 se encuentra en versiones semi-sintético o de tecnología sintética, es recomendado para 7 mil kilómetros. Este aceite es el más utilizado por los vehículos nuevos. Su rango de trabajo está entre -20ºC y 40ºC.

15w40, aceite mineral que sirve en ambos casos, para vehículos diesel y bencineros, y con un rango entre -10ºC y 40ºC. Recomendado para no más de 5 mil kilómetros.

20w50, aceite mineral formulado para vehículos con mayor desgaste, su rendimiento es recomendado para 5 mil kilómetros. El rango está entre -10ºC a 40ºC. Este aceite es especial para temperaturas de verano que sobrepasan los 30ºC. A su vez, el 25w60 es un grado mayor, ideal para el verano, pero también para motores que presentan algún problema interno de consumo de aceite o juego de metales.

Monogrados

En la categoría de los aceites monogrados, distinguidos por la sigla SAE (Society of Automotive Engineers, por su sigla en inglés), o en español “Sociedad de Ingenieros del Automóvil”, especifican que son aceites de una sola viscosidad de trabajo, es decir, el SAE 40 y SAE 50. El rango de temperatura parte en una escala más alta: en frío comienzan desde los 10ºC y 20ºC hacia arriba respectivamente. Este aceite es utilizado en muchas ocasiones como aceite de relleno.

CALENTAMIENTO DEL MOTOR

 En este material veremos varias de las principales causas de sobre-calentamiento del motor y sus posibles soluciones.

Manuales de reparación

Debemos recordar que esta es información básica y para profundizar te recomendamos consultar los manuales profesionales y específicos de cada vehículo; entre los cuales están AllData, AutoData, Mitchell.

El Radiador

Debemos revisar que no esté tapado por dentro (circulación del refrigerante) o por fuera (circulación del aire), que no tenga fugas en el panal o en las tapas.

Fugas en sistema

Revisar que todos los componentes estén bien sellados, como son: mangueras, tapón, tanque recuperador, radiador de calefacción o desempañante.

Tapafugas

De preferencia hay que evitarlos, sólo en casos extremos como carretera o por la noche podemos recurrir a estos productos para tapar las fugas por un corto tiempo.

El problema de estos productos es que a mediano y largo plazo, forman incrustaciones en el sistema, tapan los ductos de circulación y son muy complicados de retirar del sistema una vez que endurecen.

Plastilina epóxica o silicón

Puede ser usado para una emergencia pero no son productos que logren sellar por mucho tiempo ya que no son aptos para adherirse a los componentes ni para soportar el calor y la presión del sistema.

Bomba de agua y termostato

La bomba hace circular el refrigerante en el sistema mientras que el termostato es una compuerta de control, pero si alguno de los dos falla, el refrigerante no circula y no transfiere el calor del motor al radiador para enfriarse.

Ventiladores

En casos de ser eléctricos, debemos revisar que entren a su debido tiempo, que funcione bien la alta y la baja, con Aire Acondicionado operando; En caso de ser polea de embrague viscoso, hay que revisar que embrague bien cuando se calienta el motor.

Flujo de aire

Además de los ventiladores eléctricos o mecánicos, debemos revisar que no estén tapadas las láminas de enfriamiento del radiador y que tenga su tolva o canalizador de aire para tener buena transferencia térmica.

 

Escape de gases

Si ya revisaste que todos los componentes del sistema de enfriamiento operan adecuadamente, pero el motor sigue sobrecalentándose, te recomendamos revisar el sistema de recirculación de gases (EGR) o la piedra catalizadora del escape, ya que pueden estar funcionando mal o la piedra tapada y esto bloquea la salida de gases calientes del motor y puede provocar exceso de temperatura.

Anticongelante y Aceite

Tanto el anticongelante como otros lubricantes, además de proteger de corrosión y desgaste, deben ser de características de equipo original de primera calidad, ya que una función importante de estos fluidos es ayudar en la transferencia térmica, transportar el calor a los enfriadores y disminuir al máximo la presencia de burbujas de aire que complican el manejo del calor.

Servicio de motor

La suciedad del motor, por dentro o por fuera, puede traer consecuencia de sobrecalentamiento ya que los componentes sufren un esfuerzo excesivo en su operación.

Si combinamos las fugas de aceite con el polvo, esto hace una capa de cochambre que además de dañar los componentes, forma una especie de cobertor al motor y como resultado guarda más el calor.

Condiciones del motor

Un motor o caja de velocidades que operan forzados por daño o falta de mantenimiento, tendrán un trabajo excesivo que generar más calor de lo normal.

Otra posibilidad es que las juntas de motor o las cabezas tengan fugas de aceite o compresión y esto altera la operación sistema de enfriamiento al mezclarse con aceite o tener filtración de gases del motor que elevan la presión y la temperatura en el sistema de enfriamiento.

Sensores de temperatura

Su buen funcionamiento es fundamental para mandar la señal de arranque y paro de los ventiladores eléctricos que disipan la temperatura.

El mal funcionamiento de unos o varios de los componentes anteriores pueden provocar problemas de calentamiento y daños al motor.

Te recomendamos revisar otros temas de este programa de información térmica.

Runsa, tradición con orgullo y en ascenso, Runsa

ANTICONGELANTE O REFRIGERANTE DE MOTOR

En este material, te explicaremos de manera básica y general, algunos puntos importantes sobre los anticongelantes.

1.- ¿Anticongelante o refrigerante? Cualquiera de los dos nombres es correcto porque cumple con las dos funciones.

2.- Origen. El anticongelante nació de la necesidad de evitar que el agua se congelara, dentro del motor, en zonas geográficas del planeta, con temperaturas por debajo de 0°C (punto de congelación).

Entonces los ingenieros fueron haciendo pruebas con diferentes sustancias y así llegaron al alcohol, que les permitía bajar el punto de congelación y poco a poco esta fórmula ha ido evolucionando para controlar la temperatura y mantener en buen estado los componentes del sistema de enfriamiento

3.- Funciones del anticongelante. Actualmente son tres funciones básicas que cumple un anticongelante:

  • Anticongelante, para llevar el líquido a un punto de congelación por debajo de 0°C.
  • Antiebullente o refrigerante, para controlar la temperatura alta del líquido (calentamiento) y mantener el motor en una temperatura optima de operación, no muy frio, ni muy caliente.
  • Anticorrosivo, para evitar que el sistema forme sarro, lo cual puede perforar el radiador, sobre todo si es de aluminio, y otros componentes del sistema.
  • Antiespumante, un buen anticongelante debe evitar que se formen burbujas (espuma) en el líquido, ya que esto provoca erosión de los componentes y problemas en el control de temperatura.

4.- Concentración. En el mercado encontramos los tipos concentrado y premezclado o listo para usar, que lleva un porcentaje de etilenglicol con agua.

Por nuestra experiencia y especialidad, te recomendamos el uso de anticongelantes premezclados, de preferencia al 50%, para evitar el uso de agua del grifo que no tiene controlados los contaminantes que pueden degradar el anticongelante y dañar el sistema por corrosión.

5.- Color. Comúnmente existen tres tipos de anticongelante:

  • Verde o amarillo
  • Rojo, rosa o naranja.
  • Azul

Es importante revisar el manual específico del auto para ver cuál es el tipo que debe llevar, ya que estos tres tipos tienen características especiales para proteger de la corrosión los materiales con que está hecho el motor de cada auto (metales y plásticos).

6.- Calidad. Es de alta importancia cuidar que el anticongelante sea de primera calidad, homologado a las características de equipo original.

Debemos recordar que estos anticongelantes de primera calidad NO SON CAROS si consideramos la protección que brindan al motor y lo costoso que nos puede salir un daño al radiador, un daño al motor, posible uso de una grúa, el riesgo de que una señora con sus hijos quede parada a mitad de trayecto, el tener que improvisar reparaciones con algún mecánico que no es de nuestra confianza, etc.

7.- Cantidad en el sistema. Generalmente, un vehículo personal mediano se llena con poco menos de dos galones (8 litros), te sugerimos comprar lo suficiente para el sistema y un poco más para traer en el auto por si requiere rellenarse.

Por lo general no es necesario estar rellenando el sistema, ya que en caso de estar bajando el nivel con frecuencia, seguramente hay una fuga en el sistema y es urgente revisarlo y repararlo para evitar daños mayores al motor y otros inconvenientes

8.- Cuidado ecológico. Los anticongelantes están considerados un producto altamente contaminante y por eso debemos evitar que se derrame al piso y al drenaje urbano. Por esta razón es recomendable que el cambio de anticongelante se haga en talleres que tienen procedimientos para el control de estos residuos

9.- Manejo delicado. Teniendo en consideración que el sistema de enfriamiento es muy especial y los cuidados en el manejo del anticongelante, es muy recomendable evitar que le meta mano al vehículo gente que no tiene experiencia, ya que en vez de hacer un bien, pueden causar un daño muy costoso.

Tomando en consideración que el sistema de enfriamiento es delicado, debemos tener cuidado en el uso del anticongelante, es muy recomendable evitar mantenimientos con gente que no tiene experiencia, ya que en vez de hacer un bien, pueden causar un daño muy costoso.

Esperamos que esta información básica te haya sido útil y te pedimos que nos hagas llega tus dudas y comentarios para mejorar estos materiales.

Radiador Para Tsuru 3

radiador tsuru

ID: 11034 Radiador Tsuru

Transmisión: Manual

Con y Sin Aire acondicionado

16 Válvulas

Marca: Valeo

Aluminio/Plástico

“Panal Reforzado”

radiador tsuru iii

ID: 15629 Radiador Tsuru 3

Transmisión: Manual

Con y Sin Aire acondicionadoTransmisión: Manual

16 Válvulas

Marca: Armas

Aluminio/Plástic

Gracias por tu visita, tenemos un gran equipo de especialistas listos para resolver tus dudas y darle seguimiento a tus comentarios. Si tienes interés en uno de nuestros productos aquí podemos darte más detalles sobre disponibilidad y precio. Por favor ayúdanos llenando los siguientes campos para contactarnos.

También te puede interesar...

[vc_row full_width="" parallax="" parallax_image=""][vc_column width="1/1"][vc_column_text]

En este tema indicaremos primero las posibles razones por los que debemos lavar el sistema de enfriamiento y después los cuidados que debemos tener en este proceso.

[/vc_column_text][vc_column_text] [/vc_column_text][vc_column_text]Motivos para lavar el sistema de enfriamiento Los principales son: Por mantenimiento preventivo; Por cambio de radiador; Por contaminación de aceite o algún otro producto que entró al sistema; Por alguna reparación mayor al motor, como ajuste, cambio de juntas, etc. Cuidados en el proceso:  1.- Seguridad: Lo primero es estar seguros que el sistema no tiene presión y no está caliente, para evitar accidentes, es necesario dejar enfriar el sistema al menos 30 minutos, antes de trabajar en él. 2.- Vaciar el sistema: Se puede hacer abriendo la válvula o grifo de drenado que viene en la parte baja del radiador, pero debe tener cuidado porque ahora son de plástico y son muy vulnerables a daños. Otra forma es desconectando la manguera inferior del radiador, en ambos casos le recomendamos tener a la mano una charola para depositar el líquido sucio. Si el caso se trata de un cambio de radiador, este es el momento de montar el nuevo radiador, antes de proceder al lavado del sistema. 3.- Radiador tapado: Es importante aclarar que a veces el radiador tiene incrustaciones de sarro y estas no se resuelven con el lavado al sistema, en cuyo caso, será necesario desarmar el radiador para destaparlo. 4.- Enjuague 10 minutos: Se recomienda aplicar un enjuague de sistema, para ayudar a quitar todo el sarro de las paredes del motor. Se vierte el enjuague en el sistema, se llena con agua, se pone en marcha el motor y se deja circular entre 10 y 20 minutos. Hacer este flushing sin poner el tapón para que no agarre presión el sistema. Se deja enfriar unos 15 minutos y se vuelve a drenar el líquido 5.- Lavado con jabón:  Se recomienda volver a hacer el proceso de flushing, pero ahora con jabón de polvo (un puñito), de igual forma, se pone el jabón, se hace circular y se drena unas 6 veces más para poder retirar todo el sarro que es altamente corrosivo, sobre todo al aluminio. 5b.- Depósito de anticongelante: Si observa que el depósito está muy sucio, habrá que desmontarlo y lavarlo con jabón hasta quitar el sarro. 6.- Enjuagar: Después de los 6 u 8 lavados anteriores, hay que pasar agua unas dos veces para terminar de retirar todos los residuos. 7.- Conectamos: Con cuidado Colocamos la manguera o cerramos el tapón de drenado (según el caso), para agregar el anticongelante nuevo. 8.- Anticongelante: Nuestra recomendación es usar un anticongelante de primera calidad, que cumpla los requerimientos de equipo original ya que son los únicos que protegen de corrosión a los radiadores de aluminio. Se recomienda también usar un anticongelante premezclado o listo para usar, ya que viene preparado con el agua adecuada para la protección, usar un anticongelante concentrado para diluirlo nosotros, lleva el riesgo de hacer una mezcla imprecisa o usar un agua muy contaminada que degrada nuestro anticongelante. 9.- Color del anticongelante: Generalmente son tres tipos, Amarillo ó verde / Rosa, Rojo ó Naranja /Azul. Es importante cuidar el color porque cada uno de los tres, lleva diferente formulación de acuerdo a los requerimientos de cada vehículo, es importante checar estas especificaciones en el manual del vehículo. En autos ligeros el sistema lleva aproximadamente 2 galones (8 litros). 10.- Checar el sistema: Por último, es necesario poner en marcha el motor, terminar de llenar el sistema con anticongelante, poner el tapón y probar que todos los componentes y comportamiento del sistema operen de forma normal. 11.- Periodo de limpieza: Usando anticongelantes de buena calidad, esta limpieza puede durar un año y medio o más, antes de requerir nuevamente su mantenimiento.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

LAVADO DEL SISTEMA DE ENFRIAMIENTO

Radiadores

Limpia tu Radiador en 10 pasos

Limpia tu Radiador en 10 pasos

Muchas veces le damos mayor importancia a unos sistemas que a otros y algunos juegan un papel más importante que otros, pero no por eso debemos desatenderlos, tal es el caso del radiador.

La oxidación y la sedimentación son consecuencias del uso del radiador, el sistema de enfriamiento es un causante de ello, por eso es importante mantener dicho sistema libre de contaminantes para mantener nuestro motor en óptimas condiciones de operación.

Se recomienda limpiarlo cada dos años como máximo para mantenerlo en buen funcionamiento.

Para poder realizar el servicio del radiador necesitas el siguiente material; anticongelante, un recipiente, una manguera con boquilla, guantes, cepillo suave, agua con jabón, lentes protectores, contenedores con tapa, un trapo, llaves y desarmadores.

Una vez con todo el material listo, el procedimiento es el siguiente:

1. Asegúrate de que el motor este frío, ya que si está caliente podrías quemarte con el vapor y el agua hirviendo.

2. Sujeta de forma segura el cofre del auto, con ayuda del cepillo y el agua con jabón elimina los restos acumulados en el radiador tallando en dirección de las rejillas. Una vez que la parrilla está limpia, enjuaga con la manguera hasta que todos los residuos hayan desaparecido.

3. El refrigerante es altamente tóxico y tiene un olor dulce que puede resultar atractivo para los niños y mascotas, por lo que no debes drenar los fluidos si no estás al pendiente. Coloca el recipiente debajo del auto y céntral debajo de la válvula de drenado.